mi nunca jamás

Archivos

  • Categorías

  • Amigos

  • Crecen conmigo...
    • Aitana
    • Alba
    • Alberto
    • Aldonza
    • Alex
    • Anacé y Ale
    • Dani
    • Diego y Victoria
    • Emma
    • ER y Emanuel
    • Francisco
    • Ian
    • Ian A.
    • Ignacio
    • Inés
    • Ivan
    • Laia
    • Laia F.
    • Manuel
    • Martina
    • Mikel
    • Nikita
    • Sebastián
    • Valeria
  • Buscars

    Save our 
blog

    Enero de 2009

    Casualidades de la vida

    29 de Enero de 2009 en La vida de Leo

    Increíble. No había más días en el calendario, no. Sólo el 29 de enero. O acaso os lo estáis inventado para ahorraros una tarta y una fiesta? Sí, sí, yo creo que es eso. Uy, perdón, que me despisto. Pues resulta que hoy es el cumpleaños de mamá… y de papá!!! Que dicen que nacieron el mismo día!!! No sé, no sé, tendré que investigar al respecto… De momento he visto por ahí una tarta, aunque de momento ningún regalo. Bueno, uno sí, yo. Suena un poquito cursi, pero mi mamá me ha dicho que nunca recibirá un regalo tan especial y único como yo. Sólo una cosa mamá, sabes que vengo sin ticket regalo, no? Así que no me puedes devolver…

    En fin, que aunque un poco incrédulo aún no quiero ser un mal hijo, y en este mi primer 29 de enero con vosotros os deseo…

    ¡¡¡ FELIZ CUMPLEAÑOS PAPIS !!!

    Papá, cuatro añitos

     Cumple papá

    Mamá, un añito

    Cumple mamá

    En serio

    26 de Enero de 2009 en La vida de Leo

    Hoy sí. Se acabaron las prácticas, los días de adaptación. Hoy tocaba jornada completa en la guardería… y (casi) no he llorado!!! Se nota que ya soy un bebé de seis meses, maduro, responsable, consciente de la situación. Y la situación es la siguiente: hay crisis, papá trabaja, mamá trabaja. Fin de la exposición. Aunque por suerte para mí hoy ha llovido (otra vez) y papá se ha quedado en casa, así que me ha llevado un poquito más tarde. Es la primera vez que se ha quedado completamente solo conmigo más de una hora, y la verdad es que lo ha hecho muy bien. Me ha vestido, me ha dado mi antibiótico, me ha dormido… has visto papá como cada vez nos entendemos mejor?

    Y ahora el parte médico. Sigo con mi resfriado, tengo muchos mocos (pero muchos, eh?) y tos. Mamá ha tenido que rescatar de un cajón unos viejos pañuelos de algodón muy bonitos, con bordados y todo, porque aunque los desechables son más cómodos me irritan mi tierna naricita de tanto limpiar y limpiar los dichosos mocos. Me dice también que me anime, que ya queda menos para la primavera con sus tardes de sol y paseo. Concretamente eso ocurrirá aquí en España el 20 de Marzo a las 17:31, así que quedan 52 días. Uf, eso son muchos mocos aún…

    Por cierto, se me olvidaba. Hoy he hecho mi primera manualidad en la guarde. No puedo enseñarla porque aún no me la han dado, pero sí os adelanto que he usado las manos y una pintura azul un tanto difícil de quitar…

    Manualidades

    Medio añito

    23 de Enero de 2009 en La vida de Leo

    Seis meses. 184 días. 26 semanas. 4416 horas… Da igual qué unidad usemos para medir el paso del tiempo, el resultado siempre es el mismo: crezco, me hago mayor!!! Hoy es día 23 y celebro mi cumplemeses. Esta vez malito, pero bueno, qué se le va a hacer.

    He estado revisando todos los post de cumplemeses que he ido escribiendo y me he dado cuenta de lo poco original que soy porque en casi todos pongo lo mismo. A saber:

    - Lo rápido que pasa el tiempo.

    - Lo grande que soy.

    - Los progresos que hago.

    Pero es que es verdad!!! El tiempo pasa muy deprisa, yo crezco un montón y cada día avanzo un poquito más en el descubrimiento del mundo y de mis posibilidades para explorarlo. Así que tendréis que aguantar la misma cantinela por lo menos hasta que cumpla un año.

    Ahora me ha dado por ponerme de pié. No me quedo solito, por supuesto, me tienen que sujetar. Pero me encanta la nueva perspectiva, que ya estaba yo un poquito cansado de ver pasar los días tumbado en la alfombra… Creo que ya va siendo hora de que me compren un taca, aunque eso signifique tener que quitar todas las cosas a mi alcance, ya que podré moverme libremente y tengo dos manos ansiosas por agarrarlo todo. El otro día, por ejemplo, la tomé con el poto del salón. Me enganché a una hoja y casi me lo llevo enterito. Así que yo aviso, y el que avisa no es traidor, id preparando la casa que ya me queda poco para la independencia!!!

    Una última cosa. Hoy he ido a la revisión de los seis meses. Me he librado de las vacunas porque tengo fiebre, aunque sólo hasta dentro de un par de semanas. Pero sí me han pesado y medido y, como siempre, os pongo los datos: 8.180 gr. y 66 cm. Voy para arriba!!! Y para que veáis esa evolución os dejo unas fotos de estos últimos seis meses. Ahora, a por el año!!!

    Medio añito

    Fiebre

    22 de Enero de 2009 en La vida de Leo

    Estoy malito. Tengo fiebre. Hoy no he ido a la guarde.

    Este soy yo, con 38 y pico.

    Odio el invierno.

    Malito

    Primer día de guarde

    19 de Enero de 2009 en La vida de Leo

    Irremediablemente, llegó. Hoy, 19 de enero, a mis cinco meses, tres semanas y seis días, he ido al cole por primera vez. Uf, no me queda nada hasta que con veintitantos acabe la universidad… Nunca antes había estado separado de mamá más de una hora, así que podréis suponer que no ha sido nada fácil para ninguno de los dos.

    Este soy yo todo serio (intuía dónde íbamos…) con mi traje de faena.

    Primer día de guarde

    Yo que ya estaba acostumbrado a mi rutina diaria, mis baby einstein, mi ratito de juego, mi sueñecillo en brazos de mamá, mi paseo… y ahora, zas! a empezar de nuevo en un lugar diferente y rodeado de desconocidos. Chungo, eh? Tanto que he llorado, apenas he dormido (y para colmo una niña me ha despertado cuando al fin había conseguido cerrar los ojos) y he hecho el borriquillo un rato. Pero no me han entendido. En realidad estaba mostrando mi carácter para que los demás niños sepan que yo soy un tío con mucho genio y que conmigo no hay que meterse. Que parece un sitio muy tranquilo lleno de enanitos inocentes de caritas angelicales, pero de eso, nada de nada. En el fondo es una jungla en la que hay que sobrevivir a dame ese juguete que lo quiero yo, quítate de esa silla que es mía o a ver qué tan rico sabes… bocao!!!  Así que ya lo he dejado claro. Y hay que hacerlo el primer día, ome, que si no luego te toman por el pito del sereno… Comer he comido muy bien. El menú de hoy era pollo con verduras, mi primera experiencia con la carne! Y hasta he bebido agua en el biberón, que yo en casa ni verlo. Algo bueno tendrá que tener este día, no? A la salida, toda una comitiva esperándome: mamá, papá, el abuelo y Tere (que será una de mis “recogedoras” oficiales). Mamá esperaba que le regalara una gran sonrisa, pero con el sueño que tenía mi cara era de pocos amigos. Al llegar a casa no podía más y me he dormido en brazos de mamá. Y fijaros si estaba cansado que luego me ha dejado en el sofá y he seguido durmiendo un buen rato más. En total… casi tres horas y media!!! Vamos, que ni de noche duermo tanto. Pero tenéis que perdonarme, estaba A-G-O-T-A-D-O. Y ahora sí, tras descansar y reponer fuerzas con la teti de mami…una sonrisa!

    Primer día de guarde…después!

    Y mañana… Dios dirá.

    San Antón

    18 de Enero de 2009 en La vida de Leo

    Ayer fue San Antón. En las noticias siempre hablan de este día porque la gente lleva sus animalitos ante este santo para que los bendiga, que por algo es su patrón. Sin embargo donde yo vivo la tradición es otra: se hacen hogueras, se comen garbanzos tostados, se bebe ponche y se fuman cigarros de matalahúva. Yo, por mis limitaciones de edad, sólo pude cumplir con una de estas tradiciones. Evidentemente, fue la de acudir a la hoguera. Yo estaba acostumbrado al fuego de la chimenea de mi abuelo, pero nada comparado con unas llamas de esas dimensiones. Y por todo el pueblo! Roma debió oler más o menos igual cuando el tal Nerón la quemó. Anda que no se agradecía arrimarse un poquito, con el frío que hace…

    San Antón 1

    Tan agustito se estaba que, desafiando a la banda de música tocando pasodobles, al jaleo de las familias y los amigos charlando, al ruido de la hoguera chisporroteando… me quedé frito! Así, sin darme cuenta. Y mientras mi mamá, que me tenía en brazos mirando hacia adelante, pensando: ay que ver lo que le gusta que ni se mueve, qué atento está. Ja mamá, que estoy sopa!

    San Antón 2

    Así que aprovechando tal circunstancia, mis papás se pidieron una segunda ronda de ponche y garbanzos. Eh, el de mamá sin alcohol que si no luego la leche sale con unos grados de más…

    Verde que te quiero verde

    15 de Enero de 2009 en La vida de Leo

    Más sabores nuevos. Ahora la verdurita. Mi mamá me hizo el puré. Qué pensáis, ¿me lo comí o no? Os dejo un video para que salgáis de dudas.

    No more comments.

    ¡¡¡ Bienvenido !!!

    14 de Enero de 2009 en La vida de Leo

    Ayer por la tarde fui con papá y mamá al hospital donde nací. Subimos a la segunda planta, la de maternidad y nos adentramos por ese pasillo lleno de posters de bebés y dibujitos de baby disneys en el que a cada paso se oye el llanto inconfundible de los recién llegados a este mundo. Cuando reconocí el lugar pensé, oh no, van a devolverme!!! Lo prometo, lo prometo, que voy a dormir por la noche, pero no me dejéis aquí por favooooooooor. Si yo ya tengo casi seis meses y aquí solo hay bebitos!!! Iban mirando los números de habitación, a ver, esta no, esta no… esta!!! De pronto mamá me ha achuchado fuerte. Ya está, se va a despedir. Snif, fue bonito mientras duró… Entramos y… si aquí ya hay un bebé!!! Es Juan Antonio!!! Uf, que alivio. Allí estaban la amiga de mamá y su chiquitín que nació ayer. Ibamos a visitarlos!!! Yo me asomé a su cuco y, como la veteranía es un grado, me atreví a darle unos cuantos consejillos en voz bajita, que el pobre ahora está tan perdido… Estaba dormidito, pero yo sé que me escuchó. Es más guapo… me temo que se convertirá en un gran rival cuando vayamos a ligar!!! Pero bueno, como seremos amigos no importará. Mamá dice que ojalá así sea y espera que nosotros nos llevemos igual de bien que ellas, aunque seamos de años diferentes (ya te vale Juan Antonio, por 13 días!!!). La verdad es que es clavadito a su mamá. En mi caso todo el mundo dice lo contrario, que soy el vivo retrato de papá. Ya veis, soy bueno hasta para eso, una prueba de paternidad que le he ahorrado. Así que todo quedó en un susto, yo me volví a casa con mis papás y todos tan contentos.

    Os dejo una foto del recién llegado, con el permiso de sus papis, claro está. Lo dicho chaval, bienvenido a este mundo!!!

    Juan Antonio

    Vuelta a la normalidad

    10 de Enero de 2009 en La vida de Leo

    Después de todo el frenesí navideño, de las compras, las cenas y comidas familiares, las uvas, los regalos… ahora toca volver a la rutina pre-fiestas. Uf, que rollo, con lo que me gusta a mí el jaleillo. Pero qué le vamos a hacer, es lo que hay. De todas formas esa rutina tiene los días contados ya que el día 26 mamá vuelve al trabajo. Y yo… a la guarde de cabeza! Supongo que será como todo, mucho peor pensarlo que pasarlo, pero aún así creo que a ambos se nos va a hacer bastante cuesta arriba (sobre todo a ella). Al menos me incorporaré con el tema de la alimentación aprobado y no creo que eche mucho de menos la teti de mamá. Ah, que no os lo había dicho? Me encanta la papilla!!! Todas las noches me la como enterita, vamos, que me falta sacar la lengua y rebañar el bol, ñam, ñam! Así que no me moriré de hambre, un problema menos. Ahora sólo falta que me duerma solito y listo. Igual luego cuando vea al resto de los niños me animo y todo, aunque me da a mí que eso va a costar un poquito más… De lo que sí estamos seguros es de que me encantará eso, estar con otros niños. Porque, no te ofendas mamá, pero es que a veces me canso de estar tanto rato solito contigo. Qué pena que mis primos no vivan más cerca y pueda pasar más rato con ellos jugando, sobre todo ahora que tengo tantos juguetes nuevos. Sí, sí, la carta surtió efecto, los Reyes me trajeron un montón de regalos!!! Fui a verlos a la cabalgata y menos mal que iba protegido con mi superplástico en el coche que si no me habrían aporreado con tantos caramelos, Jesús! Por la mañana cuando me levante… guau, toda la alfombra llena de juguetes!!! Hasta globos había. Yo me senté entre dormido y alucinado a observarlos…

    Reyes

    …pero pronto reaccioné y me puse a jugar con todo, especialmente con las cajas y el papel de regalo (esto no le hizo mucha gracia a mis papis, no sé por qué). El año que viene ya tendré un año y medio y seguro que me decido a pedir algo. Entonces prometo hacerle mucho más caso a los juguetes…

    Carta a los Reyes Magos

    04 de Enero de 2009 en La vida de Leo

    Queridos Reyes Magos:

    Me llamo Leo y tengo cinco meses y medio. Esta es la primera vez que os escribo, porque ya veis que soy muy pequeñito. Pero mis papás me han dicho que tenía que hacerlo para que así me conozcáis y el día 6 me traigaís muchos juguetes. Yo aún ando un poco confuso, ya que según me cuentan, esa noche viajáis con vuestros camellos por todo el mundo dejando regalitos a los niños. Por eso dicen que sois Magos, porque cualquiera no puede hacerlo. Bueno, por lo visto, sí, que hay por ahí un señor gordito vestido de rojo con barba que os hace la competencia. Pero mamá me ha dicho que vosotros sois mejores, primero porque sois tres y segundo porque gracias a vosotros las vacaciones de Navidad duran más tiempo.

    Deciros que ya sé como funciona esto. La explicación que más me ha convencido es la de mi primo Alejandro. Dice que si somos “güenos” nos dejáis juguetes y chuches, pero que si nos portamos mal nos traéis “talbón y talbonilla”. Yo, para que lo sepáis, he sido muy bueno, aunque la verdad lo he tenido fácil, como solo he vivido medio año… Algunas noches malas, algunos llantos, pero poco más. Así que espero que seáis generosos conmigo. Me da igual lo que me traigáis, de verdad. Mamá me enseñó un montón de catálogos para que hiciera mi lista pero no pude decidirme. Qué estrés.

    La tarde del día 5 iré a veros a la cabalgata y luego por la noche, antes de dormirme, le diré a mamá que os deje un poquito de leche y unos terrones de azúcar para vuestros camellos, para que así cojáis fuerzas para el duro trabajo que tenéis por delante. Ah, tambien os dejaré un zapato, el más grande que tengo, para que sepáis que en esta casa ya vive un niño, yo.

    Bueno, pues ya me despido. Un beso muy fuerte de vuestro nuevo cliente,

    Leo

    Zapato

    mi nunca jamás funciona con WordPress | Iniciar sesión
    Suscríbete a las entradas y a los comentarios.