mi nunca jamás

Archivos

  • Categorías

  • Amigos

  • Crecen conmigo...
    • Aitana
    • Alba
    • Alberto
    • Aldonza
    • Alex
    • Anacé y Ale
    • Dani
    • Diego y Victoria
    • Emma
    • ER y Emanuel
    • Francisco
    • Ian
    • Ian A.
    • Ignacio
    • Inés
    • Ivan
    • Laia
    • Laia F.
    • Manuel
    • Martina
    • Mikel
    • Nikita
    • Sebastián
    • Valeria
  • Buscars

    Save our 
blog

    Octubre de 2008

    Mi primer cumpleaños

    28 de Octubre de 2008 en La vida de Leo

    Que me he equivocado de fecha? Que no será hasta el 23 de julio del 2009? Nada de eso! Porque resulta que antes que bebé fui feto, y antes de eso un embrión, y en su origen dos células, una de mi papá y otra de mi mamá. Pues bien, estos días se cumple un año de que esas dos células se unieron para crear este pedazo de bebé que soy ahora, o lo es lo mismo, hace un año que mamá se quedó embarazada! Aunque no os puedo decir el día exacto, ya me entendéis, jejeje. El caso es que esta vez el refrán se cumplió, y fue en el tercer intento cuando ocurrió. Demasiados detalles? Qué más da, ahora que ya estoy aquí se puede contar todo! Mis papás querían que yo tuviera un origen exótico, así que la primera intentona fue allende los mares, nada menos que en México, pero no hubo suerte. La segunda ya fue en tierra patria, pero tampoco. Y la tercera… diana! Que parece fácil, pero a veces no lo es tanto. Y como no tengo instantánea de ese momento, os dejo una foto que he encontrado en internet de lo que pudo ocurrir entonces, de cómo sucedió eso que llaman el milagro de la vida, YO!

    El origen

    Pobre de mí

    25 de Octubre de 2008 en La vida de Leo

    No, no estoy entonando la coplilla del fin de los sanfermines, es que ayer fui al pediatra porque llevaba unos días con unas rojeces en la piel y… ay, pobre de mí! Diagnóstico: dermatitis atópica. El caso es que la semana pasada ya fui a su consulta por lo mismo, pero este pediatra, en su línea, me dijo que era “normal”. Menos mal que mi mamá no se quedó tranquila y ha vuelto a insistir, porque sino aquí estaba yo todavía, con un montón de picores y sin poner remedio. A mis papás les doy una lastimica… El caso es que estos días andaba yo algo más nervioso de lo habitual, dormía fatal, lloriqueaba, y resulta que puede que haya sido precisamente porque me pica mucho y no sé, y lo peor, no debo rascarme. Y digo puede porque a esto hay que sumar mi crisis de crecimiento de los tres meses, aunque la verdad es que no sabemos distinguir la causa de estos días “raros” que estoy pasando. El pediatra nos ha dado unas pautas a seguir, no sin antes advertirnos de lo caros que somos los niños que padecemos esta enfermedad: gel y crema emoliente para el baño, crema de corticoides para los brotes, ropa 100% algodón, baños templados, poco abrigo y, esto lo añade mi mamá, paciencia y mucho cariño, que aunque no cura sí que alivia un montón. De momento esta noche ya hemos empezado con las primeras medidas. El caso es que, como ya os he comentado en alguna que otra ocasión, yo dormía en la cama de mis papas, tan agustico pegaíto a mi mamá. Pero resulta que ella y yo somos incompatibles en temas de temperatura: ella es muy friolera y yo muy caluroso, así que más de un día me he despertado empapado en sudor, lo cual parece ser que agrava estos brotes de dermatitis. Así que no han tenido más remedio que empezar a pasarme a la cuna. Menos mal que son considerados y me la han puesto en modo “sidecar”, con lo que la transición no es tan brusca, lo justo para poder tener sábana propia con la que taparme (o no) y para que los brincos que pega mi papá cada vez que se mueve no me despierten, que soy de sueño muy ligero. Precisamente mi papá dice que me va a llevar al sueñólogo, a ver por qué soy tan pejiguera para dormir. Y yo le digo, a ver papá, es que nadie es perfecto! Ya os iré contando cómo va el experimento. De momento esta noche he hecho mitad y mitad, que no va ser todo tan fácil. Os dejo una foto con la nueva configuración de nuestro dormitorio, ¿qué opináis?

    Cuna sidecar

    Y otra para demostraros que, a pesar de todo, yo le sigo sonriendo a la vida! Que es que soy más simpático y más guapo…

    Sigo feliz

    Tres meses: listo para nacer

    23 de Octubre de 2008 en La vida de Leo

    Así es, hoy por fin cumplo mis primeros tres meses de vida. Y digo por fin porque todo el mundo dice que a partir de este momento las cosas cambian a mejor. No es que hasta ahora no hayan ido bien, pero bueno, ya sabéis, era tan pequeñito… El caso es que esa opinión tiene su razón de ser. Hace muchos muchos años, cuando el hombre todavía caminaba a cuatro patas, los embarazos duraban doce meses, que era el tiempo que los bebés necesitábamos para estar totalmente desarrollados. Pero cuando pasamos a caminar erguidos, la pelvis se estrechó, de modo que para que nuestra cabecita pudiera pasar por ahí se tuvo que reducir el embarazo a nueve meses, a costa de que aún no fuéramos del todo maduros. De modo que ya con mis 9+3 meses, estoy, efectivamente, listo para nacer. Creo que voy a abrir una sección especial en esta página para contaros estas cosillas tan interesantes. Podría llamarse la “Leopedia”, jeje. Mis papás esperan que los cambios se noten sobre todo en mis hábitos de sueño nocturno, porque cada noche me despierto normalmente tres veces para comer. Que no sé si os lo había dicho, pero es que soy un glotón. Ayer pasé por la báscula y ya voy por 6.800 gr! Bueno, como siempre hay que quitar la ropa… Y como no me basta con la teta de mi mamá, ahora también me paso el día chupándome las manos. También me ha dado por hacer unos ruiditos muy graciosos. A veces parezco un gato al que están ahogando. Y lo mejor, sigo aprendiendo a dominar mi cuerpo. De todo esto, os dejo un ejemplo gráfico. No os perdáis el final del vídeo, es mi gran logro de la última semana!

    Mi primer carnet

    12 de Octubre de 2008 en La vida de Leo

    Que no es el de identidad, ni mucho menos el de conducir, sino…el de La Banda! Supongo que casi todos los que me leéis sabéis ya que es esto de La Banda, pero para el que lo desconozca os diré que es un programa infantil de Canal 2 Andalucía donde ponen muuuuuuchos dibujos. Mi tita Teresa iba a hacer socios a mis primos Miguel y Alejandro, a los que les gusta mucho, y previendo que yo también me engancharé en un futuro no muy lejano, me apuntó al club. Lo malo es la foto, que es de cuando tenía un mes. Así que tendré que preguntar si este carnet se renueva, porque sino… a ver cómo lo voy enseñando por ahí cuando tenga tres años, nadie me reconocerá! Y es que el paso del tiempo se va notando, no sólo en mi físico (cada vez estoy más guapo, claro), sino también en mis hábitos. Ahora voy durmiendo un poquito menos de día, ya no como tan a menudo y me voy haciendo a unas pequeñas rutinas que me hacen la vida más sencilla. Últimamente lo que más me gusta es salir de paseo con mis papás, que me colocan en una mochila y ahí va el tío tan feliz observándolo todo. Menos mal que estamos teniendo un otoño suave, porque cuando llegue el invierno no sé qué vamos a hacer encerrados en el piso. Bueno sí, ver La Banda!

    Carnet de La Banda

    Entre olivos

    07 de Octubre de 2008 en La vida de Leo

    Hoy he hecho mi primera salida al campo, y he descubierto que aquí campo es igual a olivos. Madre mía, qué de árboles de esos hay! Mires donde mires, ahí están, todos iguales, perfectamente alineados. Y en esta época del año cargaditos de aceitunas! Precisamente a eso he ido con mis papás y mi abuelito Paco, a coger aceitunas que luego aliñarán para comérselas de tapilla, no saben nada. Menuda cosecha hemos recogido, se van a hartar. Yo me lo he pasado muy bien, hasta he visto un conejillo y todo. Mi abuelo me ha dicho que de mayor me va a comprar un tractor y mi papá ha añadido que para ser un hombre de campo completo necesito también un Land Rover. Mamá dice que ella me comprará el sombrero de paja. Y digo yo, quién me va a comprar el terrenillo de olivas, eh? Claro, a eso no se apunta nadie, al precio que están…

    Entre olivos

    Setenta y tres

    04 de Octubre de 2008 en La vida de Leo

    Esos son los días que cumplo hoy. Es que a mi mamá le gusta contar cosas, ya lo visteis con lo de los pañales. Es como el Conde Draco de Barrio Sésamo. Esos eran los dibujos que mis papás veían. Yo ahora veo muchos Baby Einstein, y Pocoyó, y la Casa de Mickey Mouse, aunque cuando veo al Pato Donald me pongo a llorar. Bueno, la verdad es que me engancho casi con cualquier cosa, y no necesariamente con dibujos animados. Lo mismo me embeleso con Gran Hermano que con Matías Prats. Pero no penséis que mis papás me dejan ahí delante de la tele y hala. Más que nada porque tampoco aguanto mucho. Y es que, en general todos mis ciclos son muy cortos: el de comer, el dormir, el estar entretenido… El que peor llevamos, evidentemente, es el de dormir. Cada noche me despierto dos o tres veces para comer. Mamá ha leído que estos despertares son buenos para mi supervivencia, y que los bebés tenemos estos patrones de sueño que nos permiten despertarnos en respuesta a circunstancias que afectan a nuestro bienestar. Que está muy bien, pero menudo rollo! Con lo bien que debe sentar dormir ocho o nueve horas seguidas… Como un día hizo mi tito Alfonso, que se durmió precisamente después de un episodio de Barrio Sésamo (a eso de las 18:15) y no se despertó hasta el día siguiente para ir al cole! Ay, para eso aún queda mucho…

    Bueno, y ahora la foto, que no os libráis. Aquí haciendo el robot. Lo clavo, eh?

    Mi robot y yo

    mi nunca jamás funciona con WordPress | Iniciar sesión
    Suscríbete a las entradas y a los comentarios.