mi nunca jamás

Archivos

  • Categorías

  • Amigos

  • Crecen conmigo...
    • Aitana
    • Alba
    • Alberto
    • Aldonza
    • Alex
    • Anacé y Ale
    • Dani
    • Diego y Victoria
    • Emma
    • ER y Emanuel
    • Francisco
    • Ian
    • Ian A.
    • Ignacio
    • Inés
    • Ivan
    • Laia
    • Laia F.
    • Manuel
    • Martina
    • Mikel
    • Nikita
    • Sebastián
    • Valeria
  • Buscars

    Save our 
blog

    Septiembre de 2008

    Porque yo lo valgo

    28 de Septiembre de 2008 en La vida de Leo

    Esta vez no os voy a contar nada sobre cómo me van las cosas. Simplemente os voy a dejar una foto, porque es que estoy tan guapo y tan gracioso que no hay que añadir nada más.

    Osito

    De tormentas y pediatras

    26 de Septiembre de 2008 en La vida de Leo

    Madre mía, qué de agua está cayendo estos días. Ayer además caían del cielo pelotillas de hielo, tantas que algunos tejados se pusieron hasta blancos. Y unos rayos, y unos truenos… uf, que susto. Aunque desde la ventana de casa y en compañía de mamá la verdad es que todo se ve con más tranquilidad. Ay, mamá. Estos días ando un poco madrero, sobre todo desde que el miércoles me pusieron cinco vacunas en tres pinchazos diferentes. Sí, sí, ¡¡¡tres pinchazos!!! Porque es por mi bien, que si no le iban a dar por ahí a las vacunas. Vamos, menuda salvajada, mis pobres muslos. Y eso que yo los tengo fornidos! Lo malo es que dentro de dos meses, otra vez. Y dentro de cuatro, otra!  Menos mal que por lo demás ando perfecto. En dos días me han visto dos pediatras en sendas revisiones, una pública y otra privada, y los dos coinciden en que estoy muy sano y muy grandote. Ya peso (sin ropa ni pañal) 5.680 gramos y mido 58,5 cm.  El doctor privado puso además en su informe que tengo un “excelente contacto social”, que en términos más llanos significa… que estoy muy espabilado! Se quedó muy sorprendido de cómo sigo las conversaciones de los mayores y cómo me fijo en las cosas. La verdad es que sólo estoy quietecito cuando duermo (y a veces ni entonces). El resto del tiempo me lo paso descubriendo el mundo. Os dejo otro vídeo para que me veáis así, en movimiento.

    Cumplemeses feliz

    23 de Septiembre de 2008 en La vida de Leo

    Así es: hoy cumplo dos meses. Parece mentira que en tan poco tiempo hayan pasado tantas cosas en mi vida. De casi ni poder mantener los ojos abiertos ahora he pasado a reír, emitir sonidos, patalear o controlar el movimiento de mis brazos. Gracias a esto último he descubierto que…tengo manos! Ahora mi máxima diversión es ponerme bizco mientras me las miro y, sobre todo, metérmelas en la boca y babearlas. Ya me fijo un montón cuando me hablan, y soy capaz de seguir el movimiento de los objetos. Mis papás están muy contentos con todos mis progresos, pero vamos, soy un bebé de dos meses lo que se dice estándar, porque hago todo lo que se supone que hacen los bebés a mi edad. De lo que más contentos están, sin embargo, es de que llevo dos noches seguidas quedándome dormido solito en mi cuna. La primera noche mamá me puso a ver los patos simplemente para que me cansase un poco y así cuando ella me cogiera en brazos para dormirme, cayera antes. Pero cuál fue su sorpresa cuando vio que me quedaba frito mirando a mi peluche del león. Sólo duré dos horas, luego me fui a su cama, pero bueno, algo es algo. Y para demostrarlo, y como celebración de estos mis primeros dos meses de vida, esta vez os dejo un vídeo. Disfrutadlo.

    Sin novedades

    19 de Septiembre de 2008 en La vida de Leo

    Así es como está trascurriendo esta semana, que no todo van a ser noticias y más noticias… Bueno, está la de todas las semanas, el peso. El pasado miércoles cumplí ocho semanas y pesé 5.620 gramos. Así que seguimos la progresión. Precisamente ocho semanas son las que le quedan a mamá para tener que reincorporarse a su trabajo, cómo pasa el tiempo! Por eso el otro día fuimos los dos a la guardería, donde entregó toda la documentación necesaria para solicitarme una plaza. La directora es muy simpática y me aseguró que allí me iban a tratar muy bien y que iba a aprender y a divertirme un montón. Mamá también lo cree, pero a pesar de todo me da la impresión de que cuando llegue el momento de dejarme allí ella llorará mucho más que yo. Mientras tanto, sigue jugando a la primitiva en espera de que unos milloncejos la retiren de la vida laboral y pueda dedicarme todo el tiempo del mundo, que, aunque suene egoísta, es lo que se merece un prenda como yo. Porque… ¿cómo perderse mis caritas? Dos ejemplos. Pa comerme.

    Oooooh!!!!

    Qué bueno soy!

    P.D. Como a la ilusa de mi mamá no le va a tocar en la vida la lotería, desde aquí lanzo una propuesta: se busca patrocinador que la subvencione para que ella me siga cuidando todo el día. El título de la campaña es “Haz feliz a Leo, retira a su mamá”. Cualquier interesado puede dejar un comentario. También se aceptan donativos a favor de esta noble causa.

    Más regalos!!!

    13 de Septiembre de 2008 en La vida de Leo

    Jo, debo de ser un niño muy afortunado porque no paran de hacerme regalitos. Hoy me han traído una gandulita y una trona, ésta última para cuando sea un poquito más grande y empiece a comer papillas y potitos, que mi mamá tiene unas ganas… Y no porque no le guste darme el pecho, pero es que así no sé cómo nos las apañamos que siempre trago la misma cantidad de leche que de aire. Ya sabéis, mi problema recurrente con los gases, que no mejora. Menos mal que yo sigo con mi ritmo de crecimiento y el miércoles alcancé los 5.400 gr. Cinco kilillos más o menos quitando ropa y pañal. Ya veis, soy un bollo. Por eso mamá agradece especialmente el regalo de la gandulita, porque confía en que ahí sí que me guste estar, ya que puedo tenerlo todo perfectamente controlado, como a mí me gusta. Es que soy muy observador, por no decir cotilla! Además, ahí sentadito va a poder enchufarme en la tele todos los “Baby Einstein” que tenemos, a ver si estimulo mi capacidad intelectual y me convierto en un niño muy listo y creativo. Ya os iré contando cómo me va con el invento. De momento, mi mamá me ha dicho que le dé las gracias a sus amigas de toda la vida: Pepi, Mari Nati, Manoli y Toni. Y también que les diga desde aquí que está muy orgullosa y feliz de mantener su amistad y cariño a pesar de todos los años transcurridos desde que iban vestidas de uniforme. Hala, no me pongo más pegajoso y os dejo la foto, que es lo que todos estáis esperando. Muak!

    Gandulita

    Nuevas amistades

    11 de Septiembre de 2008 en La vida de Leo

    Hoy mi papá me ha traido un regalo: dos hormigas de peluche que por lo visto salen en televisión y son muy famosas. A mi papá le gustan mucho, y dice que por la forma de mi craneo yo parezco una de ellas, concretamente la que sólo tiene un diente. Esa se llama Barrancas, y la otra Trancas. Ahora ya están en mi cuna, que menos a mí mismo tiene toda clase de peluches. Y es que sigo durmiendo con mis papás, concretamente pegaíto a mamá (ya no sobre ella!). Algunos lo verán descabellado, pero es una forma de dormir que practican muchas mamis y que hasta tiene nombre: se llama colecho. Yo, encantado de tener a mamá cerquita y ella feliz de verme la carita cuando aguanto fritico sin rechistar. Por desgracia esto no durará siempre. Al principio lo pasaré yo mal cuando, poco a poco, me vayan dejando dormir solito. Pero yo me vengaré, y luego será ella la que se acuerde de cuando me tenía entre sus brazos el día que sea un adolesceste rebelde y llegue a casa a las tantas a dormir, jeje.

    Bueno, pues os dejo la foto de rigor con mis dos nuevas amigas. Por si a alguien le cuesta distinguir, soy el del chupe.

    Hormigas

    Feria, fresquito y crisis

    06 de Septiembre de 2008 en La vida de Leo

    Hoy empiezan las ferias de mi pueblo, mis primeras ferias. Aunque yo de momento soy muy chiquitín para enterarme. Por lo visto hay gigantes, un toro de fuego y encierros de vacas. Ah, y muchos títeres.  Pero mi mamá dice que ya no son ni de lejos como las de antes. Lo único que por lo visto no ha cambiado es que la feria siempre trae el anuncio del otoño que está por venir. Jo, que fresqui hace estos días. Ahora son las 6 de la tarde, hay 22 ºC y… está lloviendo!!! Todo esto también es nuevo para mí, y ahora mi mamá me viste con manga larga y me ha comprado unos bodis para que mis riñoncitos no se me queden helados. Como lo están mis pies y mis manos. En eso he salido a ella, que de octubre a abril siempre los tiene congelados. Aunque yo, la verdad, estoy en otras cosas, como mi crisis de crecimiento. Es la segunda ya, así que esta vez sabemos a lo que nos enfrentamos.: ” Son unos días en que los bebés están algo más inquietos, lloran más, duermen peor, se agarran al pecho y de repente estiran, lo sueltan, lloran… Reclaman mamar más a menudo (lo que la madre interpreta como que tiene hambre) y ella no nota el pecho tan lleno (lo que interpreta como que no tiene leche suficiente). Pero en realidad lo que ocurre es que el bebé reclama más a menudo porque está creciendo y esto asegura que la producción aumente”. Toma ya. Así que aquí estoy, comiendo cada dos horas escasas porque me voy a poner cuadrao. Y como siempre, os dejo una foto, ésta con el avance de la temporada otoño-invierno.

     Otoño

    Qué suplicio!

    04 de Septiembre de 2008 en La vida de Leo

    Ay, los gases, que me traen por la calle de la amargura. Bueno, a mí y a mi mamá, que es la que tiene que sacármelos. Ayer tuve un día bastante “ventoso”, venga a tirarme peillos (a veces señores peos) y es que, claro, lo que no sale por arriba… El caso es que con tanta interrupción a ver quien es el guapo que coge el sueño, y que conste que yo soy mu guapo. Y con lo pejiguera que soy para dormirme, pues lo que me faltaba. De todas formas, creo que son días, porque hay otros que soy una marmotilla y me los paso durmiendo (en brazos, claro) un montón de tiempo. Pero es que mis papás nada más que saben quejarse y sólo se fijan en lo malo. Aunque yo sigo camelándomelos, ahora con las risas que me echo, se les cae la babilla, más contentos que se ponen… También con mi peso, que sigue aumentando. No es por nada pero me estoy poniendo jamón. Ayer, que por si alguien ha perdido la cuenta cumplí 6 semanas, tocaba báscula y ya he llegado a los 5.100 gr. Hermoso, esa es la palabra que mejor me define. Hoy mamá me ha puesto a ver unos dibujitos de un niño vestido de azul, un pato, una elefanta rosa y un pájaro, pero no les he hecho mucho caso. Y no porque no me gustaran, sino porque estaba viéndolos sentado en el portabebé del carrito. Y ahí, la verdad, sólo aguanto cuando me dejan caer dormido, como en la foto que os pongo. Lo dicho, soy un caso.

    Portabebé

    mi nunca jamás funciona con WordPress | Iniciar sesión
    Suscríbete a las entradas y a los comentarios.